Translate - Traductor

miércoles, 20 de agosto de 2008

Encuentro por Santa Cruz, dos años después


Esta importantísima página de la historia cruceña no podía quedar sin ser escrita.

Fue necesario dejar pasar algunos años antes de escribirla, para que se sedimentaran las ideas y los sentimientos que despertó en nosotros, y fuera en su narración lo más objetiva posible

Es importante también escribirla en estos tiempos de incertidumbre, de polarización y de desencuentro nacional, en los que cualquier esfuerzo de concertación parece imposible.
El encuentro por Santa Cruz ha sido el mayor esfuerzo exitoso de concertación política realizado en Santa Cruz y en Bolivia. El simple hecho de juntar en torno a una mesa de discusión, por varios meses, a sectores tan diferentes de nuestra sociedad, es en sí misma ya una victoria de la ‘democracia cruceña’, máxime si se toma en cuenta que varios de estos sectores son antagónicos por naturaleza y, en algunos casos, enemigos históricos.
 
El encuentro logró reunir a cívicos, políticos de izquierda y de derecha, empresarios, instituciones laborales, productivas, exportadoras, medioambientalitas, docentes y estudiantes universitarios, colegios de profesionales, asociaciones de género, asociación de la prensa, organizaciones campesinas, pequeña y mediana industria, migrantes y otros grupos, además de una gran cantidad de ciudadanos que asistieron a título personal, aprovechando que era un acontecimiento abierto a todo el público.

Fue gratificante asistir a ese fantástico esfuerzo de concertación regional de los lunes por la noche en FEGASACRUZ. Era muy motivante para todos escuchar ponencias y discursos encendidos, exposiciones magistrales y muchas veces también, como es natural, fuertes polémicas ideológicas y políticas, siempre dentro de un marco de respeto mutuo y de derecho al disenso.

El encuentro por Santa Cruz demostró que, en esta tierra que lleva por nombre la Cruz de Cristo, sí es posible que los cruceños nos pongamos de acuerdo. Sí es posible concertar. Mostró que es posible idealizar, entre todos, las bases políticas, económicas y sociales de una nueva República. Para “Refundar” Bolivia. Sí, es posible soñar con una República incluyente y exitosa, digna del siglo XXI, que sustituya la fracasada de los siglos XIX y XX.

El documento principal de este encuentro, conocido como El manifiesto de la institucionalidad cruceña, presentado en nuestra plaza principal el 1 de octubre de 2003, días antes de la caída de Gonzalo Sánchez de Losada, tiene que servir de base a la Comisión Preconstituyente como ponencia regional para la futura Asamblea Constituyente. ¡Si es que está permitido concertar en Bolivia!

Este encuentro demostró que la lucha de clases puede ser transformada, en estos llanos de Grigotá, en una ‘concertación de clases’. Los dogmas del pasado deben quedar en el pasado. Necesitamos otra visión de futuro. Una visión nueva en el siglo XXI. No necesitamos que renazca la Guerra Fría, necesitamos “concertar en paz”. ¡Hagamos este último intento!

----------------------------------------------

Publicado en:

-El periódico El Deber de Santa Cruz, Columna Los Colaboradores. 24 de Enero de 2006.http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=AME&pagina=http://www.eldeber.com.bo

- Publicado en el periódico El País de Tarija, columna opinión. El 27 de enero de 2006.http://www.elpaisonline.com/


----------------------------------------------

Se muestra a continuación el documento mencionado…

Institucionalidad Cruceña consensúa
una nueva Bolivia

Las instituciones cruceñas, ante la grave situación por la que atraviesa la Republica, nos hemos reunido para analizar diferentes puntos de vista sobre la realidad nacional, y fruto de este análisis exponemos lo siguiente:

En verdad, de la vieja Bolivia poco tenemos que conservar, son 178 años de desencantos, aspiraciones frustradas e ilusiones perdidas.

En lo político, siempre fueron comunes problemas como: la inestabilidad, la corrupción, el centralismo, la ineptitud en el manejo del Estado, la mentira, la partidocracia, el nepotismo y la prebenda, la petulancia de nuestra clase política, la miopía, entre otros.

En lo económico fueron comunes: crisis como la actual, la falta de planificación, la falta de identidad propia de nuestras políticas económicas, la mala distribución de los recursos concentrado la riqueza entre pocos, la miseria crónica, la falta de infraestructura caminera, la falta de reglas estables, y otros.

En lo social: el elevado analfabetismo y la mala calidad educativa, el abultado déficit habitacional, la inseguridad ciudadana, la alta tasa de mortalidad infantil, la falta de seguridad jurídica, los altos índices de desnutrición, la baja esperanza de vida y otros.

Todo pueblo siempre tiene la oportunidad para reencausar su historia. Para los bolivianos ha llegado ese momento histórico, que nos obliga a asumir con valentía, desprendimiento y responsabilidad una actitud patriótica, que no solamente preserve la unidad de la República, sino que brinde en el marco de esa unidad las garantías de un mejor futuro.

Al igual que nosotros, nuestros antepasados vivieron de la esperanza de ese futuro mejor ¡que nunca llegó! y que no llegará sino afrontamos hoy nuestra realidad.¡No podemos dejar a nuestros hijos la amargura de nuestros fracasos y desencantos!.

No podemos ignorar la realidad de una patria para todos, ¡que quiso ser y que nunca fue!.

No basta lamentar los hechos de nuestra historia republicana y cantar los himnos de gloria a nuestros héroes y mártires, ni ufanarnos de la exuberancia de nuestra tierra.

Ante este panorama desalentador, que tiene como corolario el fracaso del esfuerzo para encontrar la unidad, propiciado por la Iglesia, en el “Reencuentro Entre Bolivianos”, surge la coyuntura para que, despojándonos de temores y conformismos nocivos, nos sentemos frente a frente y tomemos una decisión histórica respecto a nuestro destino.

Esta decisión no puede ser otra que la refundación del país. Tenemos que crear una “nueva Republica” con otras bases económicas, políticas y sociales, en busca “del excelso sueño de un mundo mejor”, al que todos tenemos derecho.

Queremos manifestar, por otro lado, nuestra confianza en el hombre boliviano. Somos un país de gente trabajadora, productiva, creativa, competitiva, con deseos de triunfar.

Miles de bolivianos encontraron en otras latitudes, el éxito y el progreso que su patria de origen les negó. Esta es la prueba concluyente de que no es la gente la que falla, sino un país mal concebido y peor aun administrado, desde el principio de nuestra historia. Los bolivianos debemos tener el derecho de progresar en nuestra propia tierra y no tener que salir a países extraños para lograrlo.

Por tal motivo, los que firmamos al pie de este documento, con profunda fe patriótica, ofrecemos nuestros principios para que sirva de guía en la reconstrucción del país y nos manifestamos a toda la Republica:

1.- Creemos en el sistema de gobierno democrático donde, por intermedio de una “democracia participativa” muy lejana a la que tenemos actualmente, se busquen los consensos necesarios para guiar la vida de la República.

2.- Creemos en las Autonomías Regionales, para poder ser “forjadores” de nuestro propio destino, base fundamental de un Estado moderno, que sea mas eficiente y más trasparente, coincidiendo de esta manera, con el pensamiento expresado por el movi-miento cívico nacional el 24 de Mayo de 2003

3.- Creemos en un sistema de “Economía no Dogmática”, donde coexista la empresa pública, privada, social y mixta.

4.- Creemos en los valores universales: de libertad, igualdad y fraternidad, como base de la felicidad a la que todos tenemos derecho, que es la función ultima de todo Estado.

5.- Creemos en el respeto irrestricto a los derechos humanos, la vigencia plena de un Estado de Derecho y a la seguridad jurídica, como la única forma de convivencia civilizada, en el que un salario justo y digno, debe ser el principio fundamental de las relaciones laborales.
“La justicia social debe ser una aspiración de todas las sociedades modernas”.

6.- Declaramos la salud y la educación, como los pilares primordiales en los que se funda el progreso de toda Republica.

7.- Creemos en el respeto a nuestros recursos naturales y el medio ambiente, su uso sostenible y su defensa intransigente, para beneficio de los bolivianos. Tolerancia cero para sus depredadores.
8.- Creemos en una sociedad basada en el trabajo, como única forma de alcanzar el bienestar económico y social.

Estamos convencidos que la producción agropecuaria y forestal, tiene que ser la “base” de nuestro sistema productivo. Reconocemos la necesidad de apoyarla con instituciones, infraestructura productiva y técnica, para que pueda ser competitiva en un mundo globalizado. La Estrategia de Desarrollo Nacional, tiene que estar formulada en este sentido.

9.- Creemos en una relación digna, de respeto mutuo con los países del mundo. Con los organismos internacionales, esta relación debe estar basada en la justicia y en el respeto a nuestra soberanía. No al neocolonialismo.

10.- Creemos en la ética y la moral, como los valores supremos de la sociedad. Como parte de esta sociedad, el cuerpo político de nuestro medio está llamado a dar el ejemplo.

11.- Creemos que la lucha contra la corrupción tiene que ser una política de Estado, en la que se comprometa a todos los ciudadanos y a todas las instituciones que conforman el tejido social del País .

12.- Creemos en la lucha frontal contra el narcotráfico y la “coca cero” en el Departamento de Santa Cruz.

13.- Creemos en la necesidad de enfrentar con firmeza la delincuencia y sus causas, para brindar la seguridad ciudadana que reclama el pueblo.

14.- Somos orgullosos de ser una Nación Mestiza. Nuestra fuerza deriva del vigor del viejo y el nuevo mundo. Somos orgullosos de que por nuestras venas corra sangre nativa como también de otras latitudes. Con todos ellos, el hombre de los llanos comparte un mismo deseo de superación y progreso.

15.- Somos orgullosos de nuestra forma de ser, del sentido de pertenencia al suelo que nos acoge y donde valores como: franqueza, lealtad y hospitalidad, son actitudes que nos caracterizan.

Reconocemos los valores cristianos como parte de nuestra cultura e identidad. Respetamos todas las creencias, que busquen la superación espiritual del hombre; importante complemento a una visión puramente material de la vida.

Por lo expuesto estamos seguros que solo existen dos caminos:

i.– Ponernos definitivamente de acuerdo, para sentar las bases de la refundación de un país verdadero, multiétnico, pluricultural, para que todos nos sintamos parte, o...

ii.– Que cada región tome su propio camino.

Llamamos todos los bolivianos a unirse a este llamado histórico.

----------------------------------------------

Una historia necesaria.- Debo decir aquí sin falsa modestia, que tuve la suerte; en mi calidad de Gerente General de La Federación de Ganaderos de Santa Cruz (FEGASACRUZ), de ser uno de los principales ideólogos de este encuentro. Conjuntamente con el Dr. Jerjes Justiniano (del Partido Socialista), el Sr. Edwin Fernández (Ejecutivo de la Federación de Fabriles) y el Sr. Gabriel Helbing (Ejecutivo de la Central Obrera Departamental). Así mismo fui el secretario del evento y un importante redactor de este manifiesto a la nación.

El apoyo y la participación del Presidente de FEGASACRUZ, el ing. Tonin Franco y su directorio, fue vital en el éxito del evento.

Muchos de mis pensamientos políticos fueron recogidos literalmente en este documento, en especial de mis artículos: “Es Bolivia un país viable”; publicado en el periódico El Deber el 10 de enero de 2001 y en “Bolivia un país que necesita ser refundado”; publicado en el periódico El Deber el 14 de marzo de 2001.

Este documento fue donado al museo de la UAGRM, en la persona de su Directora la Lic. Paula Peña, en acto público realizado en las instalaciones de FEGASACRUZ, el día miércoles 14 de Febrero de 2007.

La verdad es que ameritaría hacer un libro exclusivo sobre este tema, dada su gran trascendencia política e histórica. Y también por que existe todavía mucha tela que corta sobre el. Las exposiciones sectoriales y otros documentos que se trabajaron en su interior, continúan ignorados por el público en general. Todo mi apoyo para quien se anime a hacerlo, así como también la información y documentos que poseo al respecto.

Cuando la “cholocracia” totalitaria actual de paso a la verdadera democracia, este será un documento obligado de consulta para político y estudiosos en general, que busquen la historia de la política civilizada y moderna de esta atribulada Nación.

¡Como cuesta ser bolivianos!

A los Cruceños nos cuesta cada vez más ser bolivianos y no lo digo por la historia lejana. No lo digo por las represiones y/o muertes de Francisco María del Valle, Andrés Ibáñez, los Domingos, Ferrocarril o Nada, la Legión Oriental, El Comité pro Santa Cruz de 1959, Terebinto, las Liras, Ñanderoga, el Salto a Salta, y otros. Lo digo por la historia reciente, por la historia que se cuenta en meses. Vea usted: 1) El no llamado directo por parte del congreso a “Referéndum Vinculante por la Autonomías”; después de haber visto el cabildo más grande da la historia del país, el 28 de enero del presente año. 2) Las dificultades extremas que tuvo la Iniciativa Legislativa Ciudadana, por el mismo tema anterior. 3) Por el infame “Corralito de Sucre”. 4) Y por la negativa del Parlamento en concedernos la “constitucional” redistribución de escaños; obligándonos a recurrir al contrapeso de otro poder del estado.

Vista toda esta “traquilada” de hechos históricos, yo me pregunto ¿Cómo es posible sentirse parte de esta nación agresiva y excluyente? ¿En que país se margina a una región de esta manera; salvo a los kurdos en Irak? ¿Alguien, en su sano juicio puede sentirse orgulloso de pertenecer a una patria así?

Todo este tipo de actos y con absoluta seguridad los similares que vendrán en el futuro, nos hacen ver con claridad que… “no somos sapos de esta laguna”.

El centralismo andino centrista nos está dejando sin opción. No es posible que una región que esta manteniendo a la patria, se tratada de esta manera. ¡NO SOMOS COLONIA DE NADIE!

Este tipo de actitudes esta siendo atizada permanentemente por medios de comunicación; incluida Internet y agencias de noticias, de tres sectores: la izquierda "jurásica totalitaria", el neonazismo quechua-aimara y los restos del fallido movimiento de la Teología de la Liberación, que tanto condenó Juan Pablo II. Todos estos medios están haciendo un trabajo fabuloso para conseguir la destrucción de Bolivia.

Nadie nos puede acusar de no haber intentado ser bolivianos por 180 años. Pero así como hay matrimonio, también hay divorcio, cuando no existe compatibilidad y la vida se vuelve un suplicio. Hace 180 años que andamos como perros y gatos. Hace 180 años que somos como un carretón con tres bueyes, cada uno tirando para su lado; lógicamente sin poder ir para ninguno, perjudicándonos todos en el proceso. ¡A lo mejor a cada uno por su lado le va mejor!

Previo a la Asamblea Constituyente, debiéramos ir a un referéndum nacional para tratar este problema. “Este es el tema de fondo de este país”, NUESTRA INCOMPATIBILIDAD MENTAL”.

Debiéramos comenzar preguntando a Oriente, Occidente y Sur, si queremos seguir siendo parte de este país y si tenemos el verdadero deseo de aceptar al otro, por un verdadero sentido de patria y no por el interés coyuntural de sus riquezas. Éste es el tema central. ¡Dejémonos de hipocresías!, después charlamos de Constituyente.

----------------------------------------------------

Publicado en:

- Publicado en el Periódico El País de Tarija, como Sub-editorial, 4 de Octubre de 2005.
http://www.elpaisonline.com/


- Publicado en el Periódico El Deber de Santa Cruz, Columna Los Colaboradores. 28 de Octubre de 2005. http://www.eldeber.com.bo/anteriores/20051028/opinion_4.html

- Publicado en el Periódico El Potosí de Potosí, Columna Opinión. 1 de noviembre del año 2005
http://www.elpotosi.net/2005/1101/o__4.html

- Publicado en el Periódico Correo del Sur, columna Opinión. Sábado 5 de Noviembre de 2005.
http://correodelsur.net/2005/1105/opinion5.shtml

- Publicado en el Periódico La Razón de La Paz, Sección Opinión. 8 de noviembre de 2005.
http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=AME&pagina=http://www.la-razon.com

- Publicada también en la pagina Web de la Fiscalía: Reforma del Código de ProcedimientoPenal » Movilizaciones / Bloqueos y Derecho Constitucional » ¿Guerra Civil? (Posted on lunes, 07 de noviembre, 2005 - 10:51 am)
http://www.fiscalia.gov.bo/discus/messages/34/190.html#POST839

-Publicado en el Periódico El Nuevo Día de Santa Cruz, sección Opinión. 10 de noviembre de 2005. http://www.el-nuevodia.com/

- En la Web autonomía ya, el 28 de octubre de 2007. http://www.autonomiaya.org/?p=332

Desigualdad, para que podamos ser iguales

La utopía de la igualdad entre los hombres sigue vigente hoy, en los albores del siglo XXI, como lo fue durante el tiempo de los sumerios, en el siglo V a.C.

Desde entonces a la fecha, mucho ha hecho la humanidad a favor y en contra de este fundamental principio.

¿Es la igualdad una utopía? Yo creo que con claridad que SI. Son evidentes nuestras diferencias físicas, psíquicas y espirituales. Tenemos entre nosotros blancos y negros, bonito y feos, grandes y bajitos. Inteligentes y tontos. Nuestros grados de desarrollo espiritual son también igualmente evidentes. ¿Cómo puede haber igualdad así? La propia madre naturaleza nos hizo diferentes. ¿Cómo nos queremos convencer, antinaturalmente, que somos iguales?

Para poder avanzar en la solución de este añejo conflicto, lo primero que debemos hacer es reconocer lo contrario de lo que lírica y ilusoriamente hemos venido sosteniendo… “NO SOMOS IGUALES, SOMOS DIFERENTES”.

De todas las luchas por la igualdad sostenida a lo largo de la historia, la mejor encarada fue La Revolución Francesa de 1789-99; por lo meno en su concepción filosófica. Las ideas de los intelectuales del Siglo de las Luces, maduraron en la constitución francesa. En su preámbulo; denominada Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, sintetizaron los ideales de la revolución como… "Libertad, Igualdad, Fraternidad".

Para mi gusto, las hubiera sintetizado en "Igualdad y Fraternidad", por que ambas traen implícita la libertad.

“La fraternidad es la clave de la igualdad”. Solo con la fraternidad es posible alcanzar la igualdad.

Los hombres seremos “verdaderamente iguales”, cuando nos reconozcamos como fraternos. Cuando el amor fraterno sea parte de nuestras vida, seremos capases de igualar nuestras diferencias.

Con esta línea de pensamiento, debemos tratar “desigualmente a los hombres”, apoyando más al menos favorecido por la vida. “Este trato desigual nos hará iguales”. En ese mismo momento haremos de nuestra heterogeneidad una fortaleza, no una debilidad.

De esa forma “SI” lograremos la igualdad, que las revoluciones y las leyes del pasado y del presente no pudieron lograr. Todas las leyes serán vanas. No serán necesarias. Como afirma el inigualable Apóstol Pablo…"El amor es la plenitud de la ley".

No serán las leyes las que nos igualen, sino nuestra actitud humana.

¡Desgraciadamente, esta es también otra utopía!

------------------------------------------------


Publicado en:

- Publicado en el periódico El País de Tarija, como Sub editorial, el 2 de Octubre de 2005.
http://www.elpaisonline.com/

- El periódico El Deber de Santa Cruz, Columna Los Colaboradores. El 11 de octubre de 2005.
http://www.eldeber.com.bo/anteriores/20051011/opinion_4.html

Comentarios sobre... "Receta para el poder absoluto"

Quiero compartir con el gran público nacional, un artículo muy esclarecedor, que nos muestra con gran claridad la metodología que están siguiendo las minorías violentas y antidemocráticas en Bolivia, a la cabeza del partido cocalero, para tomar el poder absoluto, a “cualquier costo”.

El articulo círculo recientemente por Internet y se titula “Receta para el poder absoluto”. Fue escrito por Carlos Sabino, Doctor en Ciencias Sociales y profesor de la Universidad Francisco Marroquín. Fue publicado por Caracas (AIPE), el martes 7 de Junio de 2005.

Comienza diciendo Sabino: “Lo vimos ya en Venezuela, lo estamos viendo en Bolivia, aunque los que tengan memoria y sepan de historia podrán evocar lo que hacían los comunistas y los fascistas en otros tiempos: hay una fórmula sencilla y efectiva para tomar el poder y deshacerse de todos los adversarios, aun en democracias más o menos funcionales y consolidadas. La fórmula tiene tres pasos, tres etapas o momentos nítidamente definidos.


El primer paso consiste en provocar una crisis, aunque sea artificialmente, por medio de la intransigencia y el radicalismo de los sectores políticos o sociales que se pueda controlar. Para eso hay que buscar, antes que nada, alguna base de apoyo mínimo y entrenar minorías de activistas que, soñando con un futuro mejor y despreciando todo lo existente, sean capaces de salir a la calle y manifestarse por cualquier medio. Es importante, luego, crear falsos problemas, exagerar los existentes, pedir lo imposible -como se decía en tiempos de aquel mayo francés- para impedir el funcionamiento normal de los poderes existentes. Los mejores métodos son los que, con una cierta apariencia de legalidad, puedan presentar a los manifestantes como si fueran idealistas, como víctimas o como gente desesperada: realizar marchas que desemboquen en la violencia, cerrar carreteras para asfixiar la vida de un país, reclamar constantemente, por todos los medios, que se cambie el ordenamiento político.


El segundo paso es ofrecerse como la única solución posible para la crisis. Una vez que un país se ha hecho ingobernable, los únicos que aparecerán como capaces de controlarlo serán, precisamente, los mismos grupos organizados que han provocado el caótico panorama que se intenta superar. (…) Ofrecer lo imposible, cuando se está cerca de tomar el poder. (…) se va a acabar con la pobreza, acusar a todos los políticos de corruptos, levantar la bandera del nacionalismo herido frente al insaciable agresor imperialista.”


El tercer paso: “Cuando se llega al poder, cuando se arriba a controlar alguna fracción importante del aparato del estado, hay que proceder rápidamente a crear un nuevo orden legal. Esto, aunque no lo parezca, es el verdadero eje de todo el proyecto, el punto en que se decide su triunfo o su fracaso: con nuevas leyes, lo más arbitrarias posible, quedarán fuera de la ley los enemigos del proceso los que se oponen a la nueva dictadura- y se los podrá, así, juzgar y condenar, no sólo por dóciles tribunales sino también por buena parte de la opinión pública, nacional e internacional. Esto es lo que supieron hacer, con rapidez envidiable, tanto Lenin como Hitler, lo que no alcanzó a lograr Salvador Allende, lo que ha hecho Chávez en Venezuela con increíble paciencia. Para lograrlo, la mejor vía, en estos tiempos que corren, es acudir a una Asamblea Nacional Constituyente, con poderes absolutos, que pueda modelar, como arcilla, el marco jurídico del país.”


Termina diciendo: “Este es el plan que está llevando a cabo, con éxito hasta ahora, el líder cocalero Evo Morales en Bolivia: su proyecto está muy avanzado y parece, en estos momentos, que pronto habrá de lograr sus objetivos. No es seguro, claro está, pues en estos asuntos siempre aparecen factores imponderables, pero la perspectiva que afrontamos es que en poco tiempo se puede ampliar el eje La Habana-Caracas.”


No es casualidad la campaña de desprestigio al orden establecido boliviano, la aparición de activistas utópicos; con apoyo de euro-petrodólares, coca, dinamitas y alcohol, el brutal sitio a la paz, el Corralito de Sucre, las demandas cambiantes e inalcanzables. “Esta es la primera etapa”.


La aparición de mesías, que para nuestra desgracia no es tipo: Lula, Tabaré o Kirschner; lideres de una izquierdas moderna, es muy por el contrario Evo, cara visible de una izquierda “jurasica totalitaria”. Una izquierda que no asimilo el fin de la Guerra Fría, ni la caída del muro de Berlín. Aquella izquierda fracasada de “la planificación central”, que existió 70 años en la Unión soviética y termino con la implosión que todos conocemos. Aquella que salvo de un mayor desastre Gorbachov con su Perestroika.


El Sr. Morales es un líder anarquista con ínfulas de mesías, queriéndosela dar de nuestro salvador. Hombre ligado la execrable cadena de la coca-cocaína. Propulsor del Neonazismo Quechua-Aimaras. Ideólogo de una Bolivia excluyente, continuador del centralismo andino centrista, que ha llevado a la quiebra técnica a este atribulado país.


Esta izquierda cuenta también con el apoyo un sector de nuestra la iglesia Católica. Los restos del fallido movimiento de La Teología de la Liberación, que tanto condeno Juan Pablo II. Curas metidos a políticos, usurpadores de funciones. Por eso lo evangélicos nos están ganado la partida. Ya son más en el área rural. “Esta es la segunda etapa”.


La tercera etapa esta en pleno proceso de desarrollo y es de pronostico reservado. Intentara imponer una asamblea constituyente “totalitaria”, tratando de meter la mayor cantidad de su gente; sin importarle la democracia (un hombre un voto; con el eufemismo de “discriminación positiva”). Entre otras “reformas”: combatirán a la iglesia católica, eliminaran el ejército o lo trasformaran en una milicia del partido; no de la patria, como lo fue en la URSS. Eliminaran la libertad de expresión; como Cuba y Venezuela. Intentaran hacer un país Indigenista y excluyente. Trataran de reeditar la utopía fracasada del “comunismo soviético de Stalin y la NKVD”.


Bienvenida si fuera una asamblea constituyente “de buena fe”, donde juntos podamos buscar un nuevo país. ¡Pero no lo es!


Estoy completamente seguro, que si esto no lo sale por “la buena”, intentara cualquier otra forma, incluso aumentando la violencia de las calles y caminos; armada si preciso, hasta llegar al poder por esta antidemocrática vía.


¡El que tenga ojos para ver, que vea!


---------------------------------------------------


Publicado en:


- Publicado en el periódico El País de Tarija, Columna Opinión. 20 de agosto de 2005
http://www.elpaisonline.com/

- Revista Síntesis de octubre de 2005, pagina 12.

¡No les dije!.. “somos sapo de otra laguna”

Como un acto de protesta, por “el Corralito de Sucre”, publique el mes pasado un articulo titulado: ¿Somos Cruceño y Chapacos, sapos de otra laguna? Expresaba en su partes salientes: “En este golpe de estado a la boliviana, se vio con claridad que Cruceño y Chapacos no somos sapos de esta laguna. Aquí el senador Hormando Vaca Díez y el Diputado Mario Cossio, cabeza de las dos cámaras, tuvieron que renunciar por ser del Oriente y Sur de Bolivia. “Nosotros no podemos ser presidentes”. Somos ciudadanos de segunda. Somos una colonia de occidente”.

En la reunión de congresal del 28/07/2005, donde se trato el tema de la “constitucional” redistribución parlamentaria, se volvió a ratificar lo mismo que en el Corralito de sucre: “somos sapo de otra laguna”.

Para los ciudadanos que viven en Santa Cruz, no vale aquel principio fundamental de la democracia…“un hombre un voto”. Esta ya es una discriminación que raya en lo inconcebible. ¿Qué democracia colla es esta?

Fue muy categórico oír las voces agresivas y ver los rostros desfigurados por el odio y la irracionalidad, de las bancadas occidentales. ¡Nos odian más que a los chilenos!

Pero lo ocurrido el 28 de Julio, fue muchísimo peor que lo del Corralito de Sucre. En Sucre solo se discrimino a Cambas y a Chapacos. Esta vez también se discrimino a Potosinos, Pácenos, Orureños y a otros ciudadanos bolivianos que vinieron a vivir a Santa Cruz, en busca de una vida mejor que en su propia región no encontraron.

Esos mismos parlamentarios, que pertenecen a regiones que no fueron capaces de dar una vida digna a sus ciudadanos y que lo obligaron a emigrar, son los que por segunda vez los discriminan.

Antes no le dieron condiciones de vida, hoy le niegan su legítima expresión democrática parlamentaria. Son “hombres sombra”, que no existen para la democracia. Emigran fracasados, sin voto y sin participación popular. “Solo les queda el sueño de encontrar su tierra prometida, en la Nación Camba”.

Esto negativa parlamentaria obligará a la región a iniciar recursos legales, ante otro poder del estado, en defensa de estos nuestros nuevos cruceños. Hombres y mujeres que hoy construyen con su esfuerzo diario, una nueva patria, a pesar del antipatriótico centralismo andino y sus resentidos parlamentarios. “Estos sapos son hoy indiscutiblemente de nuestra laguna”. La región los debe defender a capa y espada.

El Presidente Eduardo Rodríguez, “también tiene velas en este entierro”. Practicar su primera atribución constitucional: “cumplir y hacer cumplir las leyes”, es lo mínimo que se le puede pedir a un Supremo “en comisión”.

Planteo públicamente, que si no conseguimos nuestra la justa redistribución parlamentaria, “los Cruceños no votemos para las próximas elecciones presidenciales”. Y solo votemos para las elecciones prefactúrales.

Este país discriminador nos es el nuestro. Esta Santa Cruz incluyente, si es la nuestra.

------------------------------------------------------------



Publicado en:

- Publicado en el periódico El País de Tarija, Columna Opinión. 31 de Julio y 1, 2, 3 de agosto de 2005.
http://www.elpaisonline.com/

- Publicado en el periódico El Deber de Santa Cruz, Columna los Colaboradores. 3 de Agosto de 2005. http://www.eldeber.com.bo/20050803/opinion_5.html

- Publicado en el periódico Correo del Sur de Sucre, Columna Opinión. 13 de Agosto de 2005.
http://correodelsur.net/2005/0813/index.html

¿Somos Cruceños y Chapacos,sapos de otra laguna?

Analizando los sombríos momentos vividos por nuestro país, los últimos 20 días, me pregunto… ¿somos Orientales y Sureños, sapos de otra laguna?

Bloqueos violatorias de la Constitución por todos lados. Un cerco tipo Tupak Katari a La Paz, con dinamitazos en los colegios y en las calles, corte de canales de agua para el consumo de la población, ataques a la policía y al patrimonio de la ciudad, saqueo a humildes comerciantes, chicotazos a sus propios disidentes, corte de corbata a inocentes transeúntes, sierre de mercados populares, de surtidores de gasolina, de la planta de gas domiciliar, corte de suministro para hospitales y alimentos para la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro. Y lógicamente la consabida formula de: coca, “Europetrodólares” y alcohol.

¡Este no es mi país! ¡Este no es el país por el que he trabajado más de 25 años de mi vida! ¡Este no es el país que yo quiero para mis hijos; ni siquiera para mi peor enemigo! ¡Esto es terrorismo! ¡Somos un país que damos lastima!

Pero la cereza de este Dantesco cuadro se presento en el “Corralito de Sucre”. Donde la democracia fue “dañada de muerte”, con la complicidad del mismo Poder Ejecutivo, a la cabeza del “hipócrita incapaz” expresidente historiador, que mancho la historia. Ya no existe más “la razón” de la democracia, sino “la fuerza” de las minorías radicales. En este golpe de estado a la boliviana, se vio con claridad que Cruceño y Chapacos no somos sapos de esta laguna. Aquí el senador Hormando Vaca Díez y el Diputado Mario Cossio, cabeza de las dos cámaras, tuvieron que renunciar por ser del Oriente y Sur de Bolivia. “Nosotros no podemos ser presidentes”. Somos ciudadanos de segunda. Somos una colonia de occidente. Las voces de la izquierda jurasica y del neonazismo indigenista, se dejaron escuchar explícitamente y con meridiana claridad. Esto no es un una especulación…”es una verdad objetiva y literal”.

Me queda duda sobre la presencia de nuestro Ejercito Nacional en Santa Cruz. ¿Estaba para protegernos o para reeditar: San Diego, Kurukuqui, Terebinto o Las Liras?

¡Ya no más Memorandun de 1904!, ¡Ya no más 11%!, ¡Ya no más descentralización!, ¡Ya no más autonomía carajo! El referéndum que vamos a llevar adelante este 15 de Agosto, debe ser por la independencia, no por la autonomía.

Y no es que nos queremos ir… “ES QUE NO ESTÁN ECHANDO”. Estos actos los hacer ver de cuerpo entero. ¡Si no nos quieren!… ¿Entonces para que nos quieren?

Este Departamento que lleva por nombre La Cruz de Cristo, ya no tiene otra mejilla que poner.

------------------------------------------------

Publicado en:

- Publicado en el periódico El País de Tarija, como Sub-editorial. 24 de Junio de 2005
http://www.elpaisonline.com/

- Publicado en el periódico El Deber de Santa Cruz, Columna Los Colaboradores. 1 de Julio de

2005.
http://www.eldeber.com.bo/20050701/opinion_4.html

- Publicado en el periódico Correo del Sur de Sucre, Columna Opinión. 3 de Agosto de 2005.
http://correodelsur.net/2005/0803/opinion6.shtml

Ley de Radicatoria ¡YA!

En esta vida nada sucede por acaso. ¡La vuelta forzada del Parlamento a Sucre, menos aun! Todas las cosas tienen un motivo y suceden a su debido tiempo.

El Honorable Congreso Nacional vuelve a seccionar en Sucre; de manera ordinaria, después de 106 años.

Un poquito de historia. A Sucre le fueron arrebatados los poderes Legislativos y Ejecutivo, por la sangrienta y fratricida Revolución Federalista “Trucha” de 1898-99. Llevada adelante por los paceños del Tata Pando y los Aimaras, del temible Willca. Este acto de fuerza no tuvo el consenso necesario, y menos aun de una asamblea con el peso de la de 1826; que designo a Sucre para tal privilegio. Las otras regiones del país nunca fueron consultadas sobre este trascendental cambio. Una más de la bravuconada de la Segunda Republica, con su mentalidad centralista, agresiva y petulante, creyendo “que solo ellos son Bolivia”.

La mecha que prendió esta revolución fue…”La Ley de Radicatoria”. El proyecto fue presentado al parlamento por el diputado sucrense Isaac Vincenti, el 31 de Octubre de 1898. Esta ley tenia por objeto consolidad a Sucre como sede del gobierno y la verdadera capital de la republica. Decía a la letra: “El poder ejecutivo residirá permanentemente en la Capital de la República, salvo en casos excepcionales señalados por el artículo 41 de la Constitución Política del Estado”. Argumentaba Vincenti, que se quería evitar el atropello contra el “derecho histórico” de ejercerla capital de la República a la ciudad de Sucre. Decía que el proyecto se basaba en el “consenso de los pueblos” y que ninguna representación parlamentaria tenía que sentirse menoscababa. “Todas las clases sociales de Sucre, sin excepción, hicieron causa común en la defensa de la capital”; incluida la bofetada de doña Cristina de Villa al Diputado Soria., en la Plaza 25 de Mayo.

En la sesión siguiente los parlamentarios paceños, a la cabeza de José Borda, presentaron otro proyecto para que el congreso se traslade a Cochabamba, alegando “la falta de un clima de serenidad y reflexión imposible de encontrar en Sucre, que estaba en franco estado se agitación”. ¡Lo mismo que hoy pide el país, respectos a La Paz!. Los parlamentarios decían: no necesitamos garantías en Sucre puesto que si nuestra derechos fueran desconocidos: ¡entonces las represalias del pueblo paceño serán terribles!”. ¡Las mismas amenazas de hoy!

“Este creciente antagonismo regional hizo del parlamento un escenario calienta y terrible”. ¡Lo mismo que hoy! El Periódico La América decía: “Una muletilla constante de los hijos del Choqueyapu es aquella que la ciudad de Sucre es pobre, a pesar de haberse saciado en más de 8 años a lo buitres del Illimani. Nos habéis hartado con vuestras groserías. Si queréis ser capital devolvednos nuestros territorios hasta Calamanca, que era la comprensión de la Provincia de Charcas. No nos dais nada y al contrario acumuláis combustible para la disociación boliviana”.

Finalmente llago la sesión de la Cámara de Diputados del 15 de Noviembre de 1898. El diputado cochabambino Ismael Vásquez, a nombre de su brigada rechazo, la ley paceña y con algunas salvedades aprobó el proyecto de la Ley de Radicatoria. Lo propio aconteció con el Potosino Alba. El cruceño Jiménez, de la misma forma, presento su firma adhesión a Ley de Radicatoria, argumentando: “Para ellos, no hay más patria que La Paz, emporio del saber y la riqueza. Para ellos, La Paz es la metrópoli industria e intelectual del mundo. Los demás departamentos somos colonias de La Paz”. Sigue diciendo Jiménez: “Nos hablan de insurrecciones populares que esta ley provocara en la tierra de Murillo. Nos hablan de la anarquía que devorara la existencia de la nación si el gobierno es obligado a permanecer en sucre. Nos amenazan con la protesta y la guerra de exterminio. ¡Por Dios qué gente, qué gente!. ¡Qué salvajes son los aimaras”. ¡Los mismo que hoy!”.

El diputado Oyola del Beni, a nombre de su pueblo también dio a conocer su adhesión a la Ley de Radicaroria. ¡Ya existía “la…Media Luna”!

La Paz se quedaba sola, inclusive el “Tata Pando” voto a favor de la Ley de Radicatoria. Fue en esta misma sesión que el diputado Ezequiel Zuazo, a nombre de la brigada parlamentaria en pleno, presento un proyecto para trasformar a Bolivia en una republica federal, con el nombre de “Unión Federal Boliviana”.Con todo, la ley de Radicatoria se aprobó en esta cámara, lo que propicio el abandono de la brigada paceña.

Tres días después en la Cámara de senadores, bajo la presidencia de cruceño Rafael Peña, teniendo como único tema: tratar en revisión del Proyecto de Ley de Radicatoria. Después de los debates de rigor se decretó: “Se vota la suficiente discusión”. “Se vota el proyecto en grande”. “La cámara resolverá con su voto en la forma propuesta por el presidencia”. Finalmente quedo aprobada la Ley de Radicatoria del Gobierno Nacional, con la votación democrática, de lo parlamentario de las diferentes regiones de Bolivia. Y el abandono de la bancada paceña, la misma que volvió a su distrito a tramar el intercambio de los 2.500 fusiles Mannlincher por territorio. Esta segunda republica nunca acepto la democracia. Su estilo fue y sigue siendo la imposición y la violencia. No podía tener un buen fin, una republica cuyo bautizo fue la sangre de sus hermanos en Ayo Ayo.

¡Ya era hora que el parlamento vuelva a Sucre! ¡Y de aquí no debe salir nunca más!. También debería volver el Poder Ejecutivo, por la Ley de Radicatoria. Esta ley fue aprobada por consenso parlamentario democrático de todas las regiones de la patria, reafirmando lo que se decidió en la Asamblea Constituyente Fundacional de 1826; reunida en la Casa de la Libertad, donde hoy se encuentra reunido nuestro parlamento. “Fue en este sagrado recinto donde nació Bolivia y ahí nuevamente será Refundada, esta nación moribunda”. A los que no les guste la democracia y el estado de derecho, pueden emprender “las de Villa Diego”. ¡Nadie los extrañara! “Son sapos de otra laguna”.

No más imposiciones violentas y antidemocráticas de una región sobre otra. Las cosas se tienen que hacer por la razón, expresada en la democracia civilizada y no por la fuerza, expresada en la irracional lucha en las calles, de las minorías violentas, con coca, petrodólares, dinamita y alcohol.

No queremos más una “capital de facto”, queremos una “capital constitucional”.

------------------------------------------------

Publicado en:

- Publicado en el periódico Correo del Sur de Sucre, Columna Opinión. 9 de junio de 2005.

http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=BOL&pagina=http://www.correodelsur.com


- Publicado en el periódico El País de Tarija, Columna Opinión. 10 de Junio de 2005.
http://www.elpaisonline.com/

- Publicado en el periódico El Nuevo Día de Santa Cruz, Columna Opinión. 14 de Julio de 2005.
http://www.el-nuevodia.com/

¿Por qué Las Autonomías?


Expongo a ustedes dos razones; de las muchas que existen, por las cuales estoy completamente seguro que necesitamos un país con autonomías.

1) Por que es necesario buscar un país viable. ¿Que queremos conservar de este viejo país? ¿No esta acaso más para olvidarlo que para recordarlo? Basta de ser un país de perdedores, basta de ser un país mal visto por la comunidad mundial. Tenemos todo el derecho de aspirar a un futuro mejor. No hay que tener miedo al cambio, ¡cualquier cosa es mejor que esto!.

“En verdad de la vieja Bolivia nada tenemos que conservar, son 180 años de: ilusiones, desencantos y frustraciones. “Siempre vivimos esperando un futuro mejor, ¡que nunca llega!”.

En lo político siempre fueron comunes: la inestabilidad, la corrupción, el centralismo, la ineptitud en el manejo del Estado, la mentira, la partidocracia, el nepotismo, la petulancia de nuestra clase política, la miopía, y otros.

En lo económico fueron comunes: crisis como la actual, la falta de planificación, la falta de identidad propia de nuestras políticas económicas, la mala distribución de los recursos, la pobreza crónica, la falta de infraestructura caminera, la falta de reglas estables, y otros.

En lo social: el elevado analfabetismo y la mala calidad educativa, el abultado déficit habitacional, la inseguridad ciudadana, la alta tasa de mortalidad infantil, la falta de seguridad jurídica, los altos índices de desnutrición, la baja esperanza de vida, la falta de inclusión de nuestros originarios y otros”.

Las autonomías son una esperanza real de revertir esta situación y comenzar a escribir una nueva historia.

2) La autonomía permitirán corregir un grave error conceptual que incurrió la Bolivia centralista: “pensar que un país tan heterogéneo era posible ser manejado de una forma homogénea”. Esa ha sido, en gran medida, la formula de su fracaso, que es hoy el fracaso de todos. “Bolivia es un país diverso como pocos en mundo. Nuestras diferencias raciales, culturales y ecológicas, son abismales. Coexistimos en este país razas Guaraníticas, Quechuas, Aimaras, Blancos, Mestizos, emigrantes: Japoneses, Menonita, Árabes, Judíos, Croatas y otros. Unos creen en el Dios de Israel, otros en la Pachamama, otros en la luna, el rayo y la tormenta. Unos quieren el progreso tipo occidental, otros quieren volver al Incario, las Misiones Jesuíticas o a la vida nómada precolombina. Tenemos nieves eternas y lugares casi a nivel del mar en medio continente. Tenemos puna brava y la biodiversidad más grande del mundo”.

Las autonomías permitirán que cada región pueda elegir sus propias autoridades; ¡lo más natural del mundo! Maneje sus recursos; ¡lo más natural del mundo! y dirija su propia planificación; ¡lo más natural del mundo! Lógicamente con la necesaria coordinación nacional.

No necesitamos de “iluminados tutores” que dirijan nuestros destinos a control remoto, desde una distancia que no le permite ver, ni oír.


------------------------------------------------


Publicado en:

- El periódico El Deber, Columna Los Colaboradores. 24 de mayo de 2005.
http://www.eldeber.com.bo/anteriores/20050524/opinion_3.html

- Publicado en la Web eforobolivia. El 24 de mayo de 2005.
http://www.eforobolivia.org/sitio/leerArticuloEspecifico.php?id=5921

- Publicado en el periódico Correo del Sur, columna Opinión. Miércoles 25 de mayo del 2005

http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=BOL&pagina=http://www.correodelsur.com

- Publicado en el periódico El País de Tarija, columna Opinión. El 25 de mayo del año 2005
http://www.elpaisonline.com/

- Publicado en el periódico El Potosí, columna Opinión. Martes 14 de junio de 2005
http://elpotosi.net/2005/0614/o.html

Constituyente sin Santa Cruz

(Respuesta a pregunta de la revista Síntesis, sobre el tema del titulo y otras)

“La Constituyente no será legitima si Santa Cruz no asiste”

Sobre un posible resultado adverso en el referéndum autonómico para santa Cruz, Ortiz Comenta: "entiendo que el referéndum será vinculante. Si los otros departamentos no quieren autonomía, abra que respetar su decisión".

Será autónomo el que quiera; y al que no, seguirá dependiendo del gobierno central. Santa Cruz si, pudiera participar en la Asamblea Constituyente bajo, esta premisa.

Respondiendo a la pregunta concreta de síntesis dice, “La Asamblea Constituyente quedaría automáticamente deslegitimada, por la ausencia del departamento más importante del país. Y dado el hecho que una Asamblea Constituyente es refundacional significaría que Santa Cruz no tiene deseo de ser parte del país, a diferencia de los que fue en 1826”.

P.-La ausencia de Santa Cruz en la Constituyente afectaría al proceso de reforme para temas nacionales, dice Ortiz.

“Seria una situación muy complicada, que Dios quiera no suceda. Situaciones como esta, son de pronóstico reservado. El país no es viable sin Santa Cruz, así de simple y de claro”.

“Santa Cruz, tendría que llamar a otros cabildo para ver que hacer a futuro. Es posible que sea duro en el corto y mediano plazo. Creo yo que en el largo plazo seriamos viables”, considera.

P.-Sobre la autodeterminación y la creación de una nueva nación autónoma indica:

“Seria una de las posibilidades. Esta deberá ser tema de análisis en su momento. Por su importancia tendría que ser consultado aun cabildo, como el del 28 de enero del presente año. Será el soberano el que decida, igual que lo debió ser el 1826”.



-------------------------------------

Publicado en:

- La revista Síntesis, de marzo del 2005.

La coca mancha nuestra izquierda nacional

Si bien, desde mi visión política, consideró que la discusión izquierda-derecha es “un falsodebate”, considero también que es absolutamente imprescindible que coexistan ambas corrientes de pensamientos.

“El Capitalismo de Smith y el Socialismo de Engels y Marx, no son sistemas necesariamente enemigos; como lo mostró la historia en los últimos siglos. Desgraciadamente para la humanidad, el exagerado Socialismo nació como reacción; 71 años después, al exagerado Capitalismo.

El Capitalismo y el Socialismo son dos formas diferentes de ver la misma cosa, la indisoluble realidad socioeconómica humana. “Son por tanto sistemas complementarios, no antagónicos”.

Es un grave error conceptual querer entender al hombre como un ente puramente económico; como lo ve el Capitalismo. Es también un error ver al hombre como un ente puramente social; como lo ve el Socialismo. La verdad es que el hombre es ambas cosas al un mismo tiempo y como tal tiene que ser visto.

Un día la humanidad descubrirá, después muchas luchas; guerra fría incluida, que la izquierda y la derecha son caras diferentes de la misma moneda. Ambos sistemas coinciden en lo fundamental... “la búsqueda del bienestar de la humanidad”, aunque por diferentes caminos”.

Veo en Bolivia, con una gran inquietud, que una de las esenciales alas de esta ecuación, se encuentra “manchada con el estigma del la coca del Chapare”, que como todos sabemos se destina, en su gran mayoría, a narcotráfico; execrable flagelo moderno, que tanto daña de la humanidad y nos estigmatiza internacionalmente. Me refiero obviamente al MAS, partido que hoy por hoy lleva el estandarte de la izquierda nacional.

Es definitivamente ineludible que la izquierda boliviana retome su independencia, respecto a sus potenciales fuentes de financiamiento. ¡No es posible construir un partido digno sobre bases indignas! ¡No se puede construir sobre un “curichi”!

La izquierda nacional tiene que estar representada por “líderes y partidos limpios”, como los nobles ideales que lo impulsan a buscar el bien común. Lideres y partidos de dudosa depuración, no hacen otra cosa que mancharla, hacerla perder credibilidad e independencia.

Que lejos que estamos de Lula, de Tabaré Vázquez y de Kichner.

La izquierda boliviana, merece que estar dignamente representada.



-----------------------------------------
Publicado en:

- El periódico El País de Tarija, columna Opinión. 6 de marzo de 2005.
http://www.elpaisonline.com/

- El periódico El Deber de Santa Cruz, Columna Los Colaboradores. 11 de Marzo de 2005.
http://www.eldeber.com.bo/anteriores/20050311/opinion_4.html

- El periódico Correo del Sur de Sucre, columna Opinión. 21 de mayo de 2005.
http://correodelsur.net/2005/1105/opinion5.shtml

La capital debe volver a Sucre

Decir que Sucre es la capital de Bolivia, es decir una mentira. La verdadera capital es La Paz. En la paz se concentra el “poder político real” de La Nación. ¡Y esto es ser capital!

Es un odioso eufemismo decir que Sucre es la capital y La Paz, su sede de gobierno; figura sui géneris entre las naciones del mundo. ¡Mentira a La Boliviana!

Es necesario, en este país nuestro, “ir poniendo las cosa en su sitio”, comenzando por devolver la capital real de la nación a su verdadero dueño…Sucre. Eso significa devolverle los dos poderes que le quitaron a la mala, en la sangrienta y fratricida Revolución Federalista “Trucha” de 1898-99.

Lo más correcto seria decir que La Paz es, la capital “de facto”.

Se dice que no hay mal que dure 100 años. Sin embargo, esta situación anómala, ya tiene más de esa proverbial cifra.

A continuación presento; “por si hiciera falta”, 2 argumentos para sustentar mi opinión: que la capital debe volver a Sucre:

1.- Por un acto de estricta justicia historia.- La Asamblea Constituyente de 1826; Bolívar y Sucre incluido, decidió Sucre sea la capital de la República. Este solo argumento seria contundente, en una nación medianamente seria.

La revolución Federalista, antes mencionada, arrebató la capital a Sucre; por un acto de fuerza que no tuvo el consenso necesario, y menos aun de una asamblea con el peso de la de 1826. Las otras regiones del país nunca fueron consultadas sobre este trascendental cambio. Una más de la bravuconada de la Segunda Republica, con su mentalidad centralista y petulante, creyendo “que... solo ellos son Bolivia”.

Volver la capital nuevamente a su legitimo, es un acto de “desagravio histórico”. No se puede olvidar que “Bolivia nación en Sucre”, ¡NO! en La Paz.

Incluso el “conocido Historiador” Carlos D. Mesa Gisbert, lo propuso en la última campaña electoral.

2.- Como un acto geopolítico.- Es necesario armonizar el desarrollo del país, hoy por desgracia concentrado en el eje central. La devolución de la capital a Sucre, haría de ella un nuevo polo de desarrollo, que cumpliría el objetivo antes mencionado. En la historia reciente, por este mismo motivo de desconcentración, Brasil creó Brasilia y fue muy bien sucedido.

Sucre, con la justa devolución del poder ejecutivo y legislativo, muchas posibilidades tendría de recuperar su antiguo esplendor.

Consideración especial merece él hecho, de que los Sucrenses jamás reivindicaron esta monumental perdida. Es increíble que un pueblo, que en su momento de gloria no solo fue la vanguardia del pensamiento Sudamericano, sino también la primera ciudad del continente que alzo las armas contra el yugo español, hoy y ni siquiera recuerde con un acto cívico, que hace más de 100 años le arrebataron el privilegio de ser... la verdadera capital de Bolivia, menos aun sus mártires de Ayo Ayo.





-------------------------------------------------

Publicado en:

- Periódico El Deber de Santa Cruz. Columna Los Colaboradores, el 22 de Febrero de 2005.
http://www.eldeber.com.bo/anteriores/20050222/opinion_5.html

- El País de Tarija 24 y 26 de Febrero de 2005. Columna Opinión.
http://www.elpaisonline.com/

- Correo del Sur de Sucre, 8 de Marzo de 2005, Columna Opinión.
http://www.prensaescrita.com/diarios.php?codigo=BOL&pagina=http://www.correodelsur.com

Nuevo Estado... “Unión Federal Boliviana”


El planteamiento de esta nueva Republica, significo la esperanza de un futuro mejor, que pudiera sacarla de su fracaso histórico.

La Paz, región más progresista de la época, fue la encargada de materializarla.

En la sección congresal del 13/11/1898, el Diputado paceño Abel Iturralde, argumentaba... “La Paz no acepta otro trato que no sea el que le corresponde por sus condiciones económicas y comerciales, y por el tamaño de su actividad. ¡Los paceños no toleraremos que se pretenda deprimir nuestra economía y desalentar las fuerzas del progreso! De nada nos sirve el llamado Gobierno Central, a cuya acción benéfica estamos dispuestos a renunciar en aras de un cuerpo autónomo con leyes propias que se adapten a nuestros fines. Lo repito. El Departamento de La Paz no se beneficia con el Gobierno Central. Queremos separarnos de ese poder. Queremos formar un cuerpo autónomo con leyes propias. Queremos expandirnos de una manera eficaz entendiendo nuestras necesidades. Queremos ser grandes mediante nuestro propio trabajo”. (1)

Dos días después, el Diputado Ezequiel Suazo presento...“Doy lectura al siguiente proyecto de ley, que presenta la bancada paceña:

Articulo 1º: Se declara la necesidad de la reforma del artículo 1º de la Constitución Política del Estado, en los términos siguientes: Bolivia, libre e independiente, constituida en república federal, adopta para su gobierno la forma democrática y representativa, con el nombre de Unión Federal Boliviana.

Articulo 2º. Una Convención Nacional, compuesta de representantes por cada uno de los distritos electorales en que hoy se halla dividida la República, se reunirá en la ciudad de Cochabamba, a los tres meses de practicadas las elecciones conforme a la ley vigente.

Articulo 3º. A los quince días de promulgada la reforma, convocará al Ejecutivo a la elección de convencionales. Dicha Convención Nacional se ocupará: 1º. De sancionar y promulgar la Constitución Federal, tomando por base para los Estados que constituyan la Unión Federal Boliviana, cada uno de los departamentos actuales. 2º. De delimitar los estados de la Unión. 3º. De descentralizar los fondos pertenecientes a cada estado. 4º. De fijar el distrito federal que sea capital de la Unión.

Firmaban: José S. Machicado, Benedicto Goitia, Claudio Q. Barrios, Fermín Cusicanqui, Abel Iturralde, Pedro Kramer, José Borda, Ezequiel Zuazo, José Pabón, Isaac S. Campero, Martín Villalobos y Juan Cuenca”.(2)

Este proyecto les causo fuertes críticas. Los tildaron en el Parlamento de traidor, separatistas, divisionistas, pico verdes, aimaras salvajes. La prensa sucrense de buitres del Illimani, hijos del Choqueyapu. Incluso el clero; por intermedio del cura Fernández De Córdoba, le declaro La Guerra Santa.

¡Como nos cambia la vida! Hoy que pedimos autonomía, se rasgan las vestiduras, siendo el federalismo un cambio mucho más radical.

Los hipócritas federalistas de ayer, son los “recalcitrantes centralistas de hoy”.

(1) Tomado del libro… La Sangre de Todos, de Ramiro Velasco Romero, pagina 48.

(2) Ideen anterior, pagina 79.


---------------------------------------------------

Publicado:

- El periódico El País de Tarija, columna Opinión, 3 de diciembre de 2004
http://www.elpaisonline.com/

- Portad de Internet, EForoBolivia, a partir del 30 de diciembre 2004
http://www.eforobolivia.org/

- El periódico El Nuevo Día de Santa Cruz. Columna Tribuna, 12 enero de 2005.
http://www.el-nuevodia.com/ (buscar en la fecha indicada)

- El periódico Correo del Sur de Sucre. Columna Opinión, 25 de febrero e 2005
http://correodelsur.net/2005/0225/opinion4.shtml

¡La Autonomía no se pide… SE TOMA!


La lucha Cruceña por la Autonomía no es nueva. Fue de siempre.

La corriente del Adelantado Alvar Nuñez Cabeza de Vaca; con la que vino al Nuevo Mundo Ñuflo de Cháves, ya tenía la idea de Autonomía. No otra cosa fue su desprendimiento de Asunción y su posterior disputa con Manso (1560). A la muerte de Cháves, la posta fue tomada por Diego de Mendoza, en su lucha contra el Virrey Toledo (1572); esta vez con la ayuda de los Chiriguanos de Vitupué (Los Chiruguanos fueron la única Nación Americana a que España le declaro formalmente la guerra; la que en época de Mendoza, fue ampliada contra la Santa Cruz rebelde, declaración nunca levantada (haré gestiones con mi prima, Letizia Ortiz, para firmar un armisticio). La lucha continúo con el Levantamiento de Los Pardos (1809), La Republiqueta (1813-1816), la independencia de Santa Cruz (1825). Nótese que hasta aquí la lucha fue contra España. Continuaron en la época republicana con la insurrección de Francisco Maria del Valle (1831), con la Revolución Igualitaria y Federalista de Andrés Ibáñez (1877), con la Revolución de Los Domingos (1891), con la Junta Revolucionaria del Partido Regionalista (1924), con La Legión Oriental de Excombatientes (1936), con las luchas Cívicas (1957-1959), con el Memorandum de La Nación Camba (2001), con el Manifiesto de la Refundación de la Institucionalidad cruceña (2003), y al presente con el Referéndum por la Autonomía.

En los últimos 50 años, estas luchas se están haciendo de forma muy “legalista y civilizada”, en un país donde estas virtudes no tiene valor. Este es un país de presiones y bloqueos. Esta es la única forma de reivindicación que reconoce la Bolivia centralista. ¡Hemos estado equivocando el camino!

La lucha por la Autonomía debe ser encarada de otro modo. “A la boliviana, con los necesarios matices Cruceños”.Que nadie piense, ni por un momento, que se le arrancara el poder al centralismo con “abrachos y bechos”. Las elites paceñas; a la cabeza de Pando y del indígena Zárate Willca, arrebataron el poder a los sucrenses, en la Revolución federalista 1898-99”. No planteo de modo alguna tomar ese bestial camino. “Nosotros tenemos otra alma”. Si usar métodos de presión fuertes, pero pacíficos.

Actuando con esta línea de pensamiento, planteo una de las muchas acciones de este tipo que se pudieran tomar: “EL CIERRE DE LA CHEQUERA”. Como Santa Cruz maneja la economía del país, cortarle la mamadera al centralismo seria la forma de protesta más efectiva. El Departamento debería entrar en “desobediencia tributaria”. Complementada con la prohibición, a las instituciones nacionales que trabajan en Santa Cruz (Aduana, Policía, etc.), enviar dinero al centralismo.

“Debemos perder la mentalidad centralista de pedir”. Como dice Paulo Freire…"El opresor no puede liberar al oprimido, es la CONCIENCIA DEL OPRIMIDO, que puede encontrar el camino de su propia liberación".


----------------------------------------------

Publicado en:

- El periódico El Deber de Santa Cruz, 29 de Noviembre de 2004. Columna Los Colaboradores.

http://www.eldeber.com.bo/anteriores/20041129/opinion_3.html