Translate - Traductor

martes, 17 de septiembre de 2019

EXPORTACIONES Y SÍNDROME DE ESTOCOLMO



Columna virtual: Comentando la noticia


() Noticia: Entre gritos por las quemas, Evo inaugura envío de carne a China (Página Siete 29-08-19).- Entre protestas por la deforestación y quemas que se registran en la Chiquitania y Amazonia del oriente boliviano, el presidente Evo Morales inauguró ayer el primer envío de la carne de exportación al mercado de China.

() Comentario: Síndrome de Estocolmo, es el trastorno psicológico temporal que aparece en la persona, que ha sido secuestrada y que consiste en mostrarse comprensivo y benevolente con la conducta de los secuestradores e identificarse progresivamente con sus ideas, ya sea durante el secuestro o tras ser liberada (wattpad.com).

Lo que vimos en Fegasacruz; en el tristemente célebre evento que relata la nota periodística, no fue otra cosa que este síndrome, donde las víctimas empatizan con su verdugo. Penosa actitud de los dirigentes cupulares, de esta emblemática institución, que decidieron prestarse a un acto político de la agenda del tirano cocalero.  

No solo el fondo de este acto fue un total despropósito; repudiado ampliamente por el pueblo Cruceño, por Ex Presidentes y ganaderos de la propia institución, sino también la forma. A quien, con dos dedos de frente, se le ocurriría hacer este besa manos cuando todavía nuestra Chiquitania estaba en llamas. Cuando nuestros hermanos sufrían este dramático desastre humanitario, muchos de ellos ganaderos de la zona. 
Cumplir con la propaganda al jefazo, fue más importante que el dolor de los Cruceños, y el propio elemental sentido común. Este desatino, ha causado una fuerte pérdida de imagen pública a Fegasacruz.

Por surte, como dijimos, la mayoría de los ganaderos repudian y se avergüenzan de tamaña afrenta. Ellos comprenden que exportar es un acto natural del comercio exterior de un país normal, que no se necesita agradecer a nadie para ejercer ese derecho. Las exportaciones; que son el sueldo de un país, solo se restringen bajo circunstancias excepcionales, que no es el caso. Exportar es lo norma, prohibirlas es la excepción.

Si se tuviera que hacer un verdadero acto de público agradecimiento, a las instituciones y personas que hicieron posible la exportación, estas hubieran sido muchas, comenzando por los visionarios fundadores de Fegasacruz, que permitieron la consolidación y engrandecimiento del gremio. A los ganaderos que trajeron a Santa Cruz genética bovina de alta calidad. A los Ex Presidentes de la institución y a las asociaciones provinciales de Fegasacruz, que lucharon largos años contra la Fiebre Aftosa, que vetaba nuestras exportaciones. Al centro Panamericanos de Aftosa (Panaftosa OPS/OMS), con sede en Brasil, que nos donaba vacunas contra la aftosa y apoyaba con asistencia técnica. Al Senasag y el Lidiber de la época, que en un potenciamiento público privado, tuvo una determinante participación. Y finalmente al ganadero de a pie, que se unieron decididamente a la campaña anti aftosa.

Espero que en un acto de justicia y desagravio, algún día cuando la institución recupere la cordura, se haga un verdadero acto de reconocimiento a las personas e instituciones que hicieron posible este anhelado sueño del sector ganadero cruceño.

Esta histórica institución, es más grande que los intereses coyunturales y las personas que la dirigen actualmente. Invoco a nuestro pueblo, a no estigmatizar la institución. Hay que separar con toda claridad, la paja del trigo.


…….Si te gusta reenviarla